El maniquí del aparador

El maniquí del aparadorEncontrarse con tiendas de moda y de alta costura en las grandes urbes, prácticamente no sorprende a nadie, ya que justamente en esas zonas urbanas es donde mayor concentración de personas se tiene.

Sin embargo hay leyendas mexicanas de gente que afirma que en el estado de Tabasco hay una pequeña sastrería que cuenta con un maniquí muy particular.

Si lo miramos de lejos, parece una figura normal confeccionada en plástico y ataviada con distintos vestidos, dependiendo en gran medida de la temporada del año en la que nos encontremos. No obstante, a medida que nos vamos acercando, nos percatamos de que sus rasgos son casi humanos.

Ha habido personas que le han tomado varias fotografías y que juran y perjuran que la “muñeca de tamaño real” modifica su posición en función del ángulo en que fue tomada la imagen.

Por desgracia, no he tenido oportunidad de ver ninguna de estas imágenes de cerca, pues la gente que me ha hablado de eso dice que o sus rollos de película se velaron o bien la tarjeta de memoria se dañó al tratar de transferir las fotos a otra clase de dispositivo de almacenamiento electrónico.

Lo que sí se puede saber, es que las ventas de dicho local se han disparado desde que los rumores comenzaron a circular por la localidad. La inmensa mayoría de las chicas quieren un vestido como el que porta el maniquí.

Otra de las cosas que casi se me olvida mencionar es que dicha pieza de ornamento, tiene al menos 20 años de existencia y lo que sorprende es que pese al paso del tiempo, no se ha deteriorado en lo más mínimo.

Es decir, parece que la figura de plástico acabara de salir de la tienda. Prometo pronto hacer un viaje a Tabasco para ver si consigo tomar unas buenas imágenes de este curioso fenómeno. Muchas gracias por visitar este blog.

Publicado en Leyendas mexicanas | Deja un comentario

Leyenda mexicana de Clarisa

Leyenda mexicana de Clarisa

Cuentan que una noche lluviosa, mientras Filiberto caminaba por las calles vacías del pueblo, vio a una mujer indígena de cabellos dorados, quien lo volteó a mirar regalándole una sonrisa.

No están para saberlo, ni yo para contarlo, pero a aquel pobre hombre se le había muerto su esposa hacía exactamente un año. En ese tiempo, nunca tuvo ojos para otra mujer. Vestía siempre de negro y por las madrugadas le gustaba recorrer los lugares por donde había paseado con su esposa.

Sin embargo, aquel día el deseo de seguir mirando a esa mujer, lo impulsó a seguirla. Mientras tanto la dama de vez en cuando lo volteaba a ver, como invitándolo a caminar tras ella.

En el justo instante en el que Filiberto le dio alcance, pudo notar enseguida que la mujer era el fantasma de su difunta esposa.

– Clarisa, Clarisa has vuelto al fin. Dijo el hombre con un tono de emoción indescriptible.

– No Beto, te equivocas. No he venido a verte a ti, ni he regresado a este mundo para quedarme. Sólo volví para preguntarte ¿por qué has abandonado a nuestros hijos?

– Es que sin ti, no tengo ganas de seguir viviendo. Nada de lo que ocurra en este planeta me interesa.

– Estás muy equivocado Filiberto, si me amaras como dices, velarías por nuestros pequeños y te preocuparías por tu salud. Estás muy desmejorado. Recuerda que una parte de mí vive en ellos y siempre estaré ahí para cuidarlos.

– Te juro que de ahora en adelante las cosas serán diferentes y que cada vez que me acuerde de ti Clarisa, no lloraré, sino que recordaré esta plática.

Leyendas mexicanas como esta, nos ofrecen entrelíneas un mensaje positivo. Cuando un ser querido se va, no necesariamente nos abandona, ya que muchas veces es parte de lo que somos o por lo menos se mantiene vivo en nuestros recuerdos.

Publicado en Leyendas mexicanas | Deja un comentario

Leyenda de Verónica

Leyenda de Verónica

Cuando una leyenda se vuelve famosa, va pasando de un narrador a otro, obteniendo agregados propios de cada uno y dando origen a tantas versiones que al final no sabemos cuál de ellas es la verdadera. Pero esto en realidad no importa, si se respeta la esencia de la narración, pues hay puntos básicos que no deben ser cambiados, de hacerlo, se trataría de un relato totalmente diferente.

La historia de miedo de verónica es una de estas leyendas que han traspasado fronteras y se ha adaptado a tantos sitios, que se conoce alrededor del mundo con distintos nombres, pero en todas sus versiones, se mantiene la idea principal de la invocación de una chica que acaba con la vida de aquel que la llamó, ayudada por algún objeto punzocortante.

Y es precisamente en esos dos puntos donde las distintas versiones se hacen notar, ya que el método de invocación y la forma de asesinar, depende de cada narración.

La leyenda más conocida, dice que Verónica era una chica de catorce años que se burló de los espíritus en una sesión de Ouija, y como castigo, fue asesinada estrellándola contra un espejo. Aquí, el ritual de invocación se realiza frente al espejo, diciendo nueve veces su nombre, pues estas fueron las partes que el espejo dejó al quebrarse. Acto seguido, ella asesina a su invocador con el mismo vidrio que a ella le robó la vida.

Otra versión conocida, dice que Verónica fue asesinada por su envidiosa hermana, mientras se encontraba leyendo la biblia en el cuarto de costura, ahí, le clavó cinco veces las tijeras para causarle al muerte. Entonces, la invocación con la biblia abierta en el capítulo en que Caín mataba a Abel, las tijeras encima del libro y repitiendo cinco veces su nombre. Aquí, se corre el riego de que el espíritu que atienda al llamado sea el de la hermana asesina, y tome las tijeras para darte la misma muerte que Verónica tubo.

Estas son solo dos de las versiones, si te interesa saber más, también se le conoce como: La vieja del quinto, María la paralítica, Bloody Mary, Carolina, Micaela, Mary Worth, entre otros.

Publicado en Leyendas de terror | Deja un comentario

Los mitos de los españoles

Los mitos de los españoles

Los mitos son fundamentales en un país. Gracias a ellos se pueden asustar tanto a pequeños como a adultos para que obedezcan o hagan caso de algunas recomendaciones.

Hay que saber lo que es un mito. Un mito son invenciones que se hacen para explicar cosas que no se pueden explicar, como hacían en la Antigüedad con las acciones de los dioses y los héroes. También se inventan para conseguir algo, como obediencia.

Los mitos que podemos encontrar españoles, seguramente existen en otros países, pero con otro nombre.

La niña y las monedas de oro

Esta historia es muy conocida en Córdoba, ya que hay una casita antigua y destrozada y se dice que esta encantada.

Este mito cuenta la historia de un matrimonio, los cuales tenían una niña pequeña, y Vivian lujosamente en una casita con criadas. Una noche la niña escuchó ruidos y se levantó. Entonces al final de un pasillo por donde estaba pasando vio a un niño de una edad semejante a la suya que estaba poniendo una bolsa misteriosa dentro en un hueco del pasillo.

Una criada que también había estado espiando, también vio eso, y entonces ella y la niña se prometieron que no dirían nada a nadie y la noche siguiente mirarían lo que había dentro.

Así la noche acordada quedaron con una vela encendida para ver en el hueco donde el niño había metido esa bolsa misteriosa. Allí descubrieron que había dinero y cogieron la bolsa. Pero antes de irse se cayó una moneda otra vez en el agujero y la niña la quiso ir a coger bajo las prohibiciones de la criada, ya que ya tenían demasiadas.

La niña no hizo caso y al entrar en el hueco para cogerla, este se cerró y la niña se quedó allí dentro. La criada no dijo nada de lo que había ocurrido. Este tema se fue olvidando, ya que se creía que había desaparecido, pero se dice que dentro de esa casa de Córdoba aún se escucha a la niña gritando y pidiendo socorro.

El Bu

El Bu se encuentra normalmente en los montes de Toledo. Este viene de esos búhos gigantescos de color negro, alas grandes y fuertes con ojos grandes, y con pico y garras afiladas, por eso de él no se puede huir.

Se usaba antiguamente para cuando los niños estaban desvelados y no querían dormir, las madres o las abuelas abrían las ventanas y decían que iba a venir el Bu, los iba a coger y se los iba a comer. También se cantaban las típicas nanas para dormir con su nombre.

El Paparrasollas

El Paparrasollas es muy conocido en la sierra burgalesa. Tiene real importancia en el Barbarillo de Herreros, donde se dice que el Paparrasollas vive dentro de la torre y sale por el ventanuco redondo que hay detrás del campanario.

Con él se asusta a los niños rebeldes, ya que dicen que se los llevan a sitios secretos de lo más alto del campanario y de allí no pueden salir.

Publicado en Curiosidades | Deja un comentario

Las abejas asesinas

Las abejas asesinas

Mi sueño se había hecho realidad, por fin viviría a las orillas del mar. La brisa, la arena y el sol me encantaban. Para ese entonces, yo tenía unos 14 años de edad. Mi mamá me inscribió rápidamente en uno de los mejores colegios de la zona.

Dicha escuela tenía la característica de poseer un cupo reducido, es decir, máximo había 15 alumnos por grupo, lo que según diversas teorías permite que los estudiantes capten mejor la información que se les da.

El caso es que llegué y una niña me interceptó:

– Hola, me llamo Bárbara, pero puedes decirme Barbie, tú eres el nuevo ¿verdad?

– ¡Qué tal! Sí, recién desempacado de la ciudad. Dije riendo.

– ¿Te dan miedo las historias sobre bichos o insectos?

– No. ¿Por qué me lo preguntas?

– Pues porque me gustaría contarte la leyenda corta de las abejas asesinas. Según dice la profesora Dulce (la directora del plantel), hace más de una década, estos insectos llegaron aquí y mataron a un estudiante.

– ¿Abejas?

– Sí, de las que vienen de África. El grupo de primer año estaba en aquel salón que ahora ya está clausurado. (Señaló hasta el fondo del corredor). Lo usaban para trabajar con el material audiovisual.

El día de la catástrofe el radio estaba encendido en una emisora de música, cuando de repente el locutor cortó la canción y mencionó agitado:

– Las abejas africanas acaban de pasar por el Boulevard “El Arenal”, les suplicamos a nuestros radioescuchas que tapien sus puertas y ventanas lo antes posible.

La maestra Dulce, estaba preparada para esa contingencia, ya que una situación similar había sucedido en el pasado. Todos menos uno de los estudiantes regresaron a sus aulas. Su nombre era Lisandro, un muchacho conocido por su mal comportamiento.

Las abejas atravesaron la malla y llegaron hasta donde él se hallaba. Rápidamente comenzaron a picarlo por todos lados. Los demás estudiantes veían aterrorizados como al chico se le iba hinchando el rostro y pronto dejó de respirar.

Al percatarse de esto, los profesores hicieron que sus pupilos miraran al piso, mientras el conserje retiraba el cuerpo de Lisandro. No se supo donde fue velado ni enterrado. Lo que sí sabemos es que en el salón de audiovisuales, aún se escuchan los zumbidos de las abejas.

Publicado en Leyendas de terror | Deja un comentario

Los mitos de los argentinos

Los mitos de los argentinos

Igual que en muchos otros países, los argentinos tienen bastantes mitos, algunos más creíbles y miedosos que otros.

Para empezar, un mito es una historia fabulosa que normalmente se explica oralmente. Surgieron en la Antigüedad, cuando los antiguos griegos y romanos no sabían explicar algunos hechos y se inventan algunas acciones que hacían dioses o héroes para poder explicar esos hechos.

Hay muchos mitos argentinos que también los tienen otros países y viceversa.

Niñito moro

Este mito explica que en la región cuyana existía un bosque espeso donde se encontraba la guarida de unos bandoleros.

Un dia paso por sus alrededores una familia de paisanos, los cuales llevaban un niño de pocos meses. El niño aún no estaba bautizado, es decir, era moro. De repente los asaltaron cuatro forajidos, los cuales mataron al matrimonio.

La madre antes de morir les suplico que respetaran la vida de su hijo, ya que era moro. Pero los asesinos sin piedad, cogieron al niño por las piernas y lo estamparon fuertemente en un árbol.

Y el niño al morir lanzó un desgarrador ¡ay!. Al caer la tarde y cuando se estaban repartiendo el botín, empezó a rodearlos volando un pájaro negro, el cual empezó a lanzar chillido tales como el del niño moro antes de morir.

Los bandoleros fueron muriendo de espanto, ya que les quedo el remordimiento y el espanto, y si dice que ese ¡ay! No paró de sonar cerca de ellos hasta que murieron todos.

El Duende

En esta historia podemos encontrar un protagonista que cambia según de donde se haya contado, a veces nos podemos encontrar con un niño que murió sin ser bautizados y otras veces no encontramos con un niño que golpeó a su madre nada más nacer.

Sea como el primer modo o como el segundo siempre nos encontraremos ante el mismo personaje, el Duende.

Este es bastante pequeño, lleva un sombrero normalmente verde y grande y llora mucho, como una criatura. Tiene unos ojos malignos y unos dientes bastantes afilados. Una mano la tiene de lana y otra de hierro.

El Duende va preguntando a la gente con que mano quiere que sea golpeada. Algunos que han sufrido esta experiencia dicen que digas cual digas siempre elegirá la que a el le de la lana, otros dicen que quien elija la de lana, esta le dolera mas.

También se dice que este tiene compasión de los más pequeños, pero golpea sin piedad a los mayores. Suele aparecer a la hora de la siesta y a la noche.

El hombre de la Bolsa

Es asi como se llama en argentina y Uruguay pero en muchos otros países como España y Mexico se llama el hombre del Saco.También recibe otros nombres como Viejo del Costal y Sacoman.

Se dice que tiene unos 50 años, es de media estatura, con espalda encorvada y las ropas gastada, y lo más fundamental, lleva una bolsa de tela colgando en los hombros espalda abajo.

Tiene su origen en los mendigos malos o trabajadores golondrina, ya que cuando migran llevan sus pertenencias en una bolsa.

Se inventó para causar miedo a los niños y obedezcan.

Publicado en Curiosidades | Deja un comentario

El encargado de la mansión

El encargado de la mansión

Alain provenía de una familia de clase alta. Era el último de su estirpe, ya que nunca le había interesado formar una familia. Él se sentía inmensamente feliz con tan solo ver como su fortuna se iba acrecentando al paso del tiempo.

Por supuesto, como todo hombre de negocios inteligente, se rodeaba de personas capaces que le hacían la vida más fácil.

Alain tenía ocho domicilios distintos alrededor de todo el mundo, es decir, una casa ubicada en los principales puntos comerciales (Nueva York, París, Londres, Berlín, etcétera).

La leyenda corta que voy a citar, ocurrió justamente en la mansión neoyorquina. A lo largo del año, tenía que hacer muchísimos viajes de negocios, por ese motivo, al administrador de la mansión, no se le hizo raro que su patrón le dijera lo siguiente:

– Te vas a quedar a cargo de la mansión por dos meses. Espero que cuando yo regrese, encuentre las cosas tal y como las dejé.

– Desde luego señor. No tiene de qué preocuparse.

– Ah, se me olvidaba. Impide que tus niños jueguen en la sala, ya han roto dos floreros. Tú piensas que no me di cuenta, pero tengo memoria fotográfica.

– Lo lamento. Si lo desea, el señor puede descontarme de mi salario el costo de los floreros.

– No puedo, pues eran piezas irremplazables. Pero no te lo estoy cobrando, sencillamente te pido que tengas más cuidado.

Alain se despidió y tomó la limusina que lo llevaría al aeropuerto. No bien habían pasado 72 horas, llamaron a la puerta de la mansión. El encargado fue abrir y para su sorpresa quien se encontraba afuera no era otro más que su patrón.

– Señor ¿qué hace aquí?

– Vengo a ofrecerte una disculpa por mi comportamiento del otro día. De hecho, quisiera que trajeras a tu esposa y a tus hijos a vivir aquí. No volverás a verme en años.

Después de esa frase, se fue sin decir nada más, dejando boquiabierto a su empleado. A los pocos días, éste fue visitado por un letrado quien le dijo que Alain había perecido la semana pasada en un accidente aéreo y que lo dejaba a él como dueño de esa propiedad además de la suma de 1, 000,000 de dólares.

Publicado en Leyendas cortas | Deja un comentario

La Interpretación de los Sueños


Desde que la humanidad descubrió que sueña, ha sentido curiosidad sobre este hecho, y se ha buscado la manera de entender o explicar lo que sucede. Sobre todo porque en las sociedades primitivas veían a los sueños como una extensión de la realidad y no fueron capaces de separar ambos mundos, incluso le atribuyeron mayor poder al reino de los sueños, estas culturas ancestrales tenían gran inclinación a la interpretacion de los sueños y la más antigua prueba de que se conoce de ello, data del año 3000-4000 A.C. y está documentada sobre tabletas de arcilla.

Los griegos y romanos, veían a los sueños como mensajes de los dioses, eran tan importantes para ellos, que sus intérpretes acompañaban a los líderes militares en la batalla. En Egipto, los sueños eran tratados en un contexto religioso y los sacerdotes actuaban también como intérpretes. Los egipcios creían que las personas con sueños especiales estaban bendecidas y eran tratadas de forma particular, al igual que aquellos que poseían el don de la interpretación. También en la Biblia, el sueño se muestra como una de las formas elegidas por Dios para transmitir a sus hijos su palabra.

En los sueños se buscaban señales de advertencia y consejo, pues eran considerados proféticos. Al ser tratados como un augurio o un oráculo, influyeron directamente en las decisiones de líderes políticos y militares. Después de haber ocupado un lugar importante en la vida de los personas, a finales del siglo XVIII, los sueños fueron perdiendo su lugar, hasta llegar a ser calificados como simples productos de la ansiedad o de la indigestión. En estos tiempos nadie se esforzaba en darles un significado, y fue hasta la aparición de Sigmund Freud en el siglo XIX que se volvió al estudio de sueños.

En la actualidad, existen muchos investigadores interesados en la interpretación de los sueños, de los cuales algunos comparten las teorías Freudianas y otros han dado un enfoque totalmente nuevo.

Publicado en Curiosidades | 1 comentario

Leyendas y mitos


Leyendas mexicanas y mitos son dos palabras que a menudo las personas utilizan como sinónimos, aunque en realidad no lo son. Justamente en el artículo del día de hoy, trataremos de exponer las diferencias que existen entre ambas.

Por tal motivo, empezaremos definiendo a las leyendas. Éstas son cónicas que la gente va recabando generación tras generación y cuyo origen siempre estará cimentado en un hecho histórico o en una proeza realizada por una persona muy querida o muy respetada. No obstante, cabe señalar que con frecuencia a estos hechos se les adicionan circunstancias que jamás ocurrieron pero que son parte fundamental del imaginario colectivo.

En contraste, la creación de los mitos obedece principalmente a las creencias teológicas de los lugareños. Por ejemplo, el dios de la lluvia que se encarga de regar los campos periódicamente para que las cosechas se recojan en tiempo y forma.

Hay cosas que las leyendas y mitos comparten entre sí como la simbología que intentan transmitir. Siguiendo con este tema, nos gustaría señalar que los mitos se encargan de mostrarnos una relación indirecta entre esclavo y amo, pues recordemos que en ese caso los dioses son los Regidores del universo y los seres humanos únicamente acatamos sus designios fielmente.

Esto se ve reflejado en la mitología griega, en donde los dioses descansaban en el Olimpo, mientras que la gente vivía en la tierra.

Finalmente, sólo nos resta comentarte para entender y disfrutar de leyendas y mitos primero que nada debemos de revisar el contexto histórico en el que se desarrollaron, ya que algunas veces dichas historias no pueden ser trasladadas a la época actual mediante un proceso de “actualización” debido a que sencillamente nuestra percepción del mundo ha variado en demasía con respecto a las antiguas civilizaciones.

Publicado en Leyendas mexicanas | Deja un comentario

La Maldición de Carmen Winstead


Esta leyenda urbana es reciente, empezó a propagarse en el 2006 por correo electrónico y está resurgiendo en Estados Unidos gracias a mensajes en cadena efectuados en facebook a través de publicaciones en los muros.

Mientras la maestra se encontraba pasando lista a los alumnos después de un simulacro de incendio, una chica de un grupo de cinco amigas vio que su compañera Carmen estaba de pie junto a la alcantarilla sin tapa, y pensó que sería gracioso que todas gritaran “¡Carmen está en la alcantarilla!”, cuando la nombraran y así la pobre Carmen sería el hazme reír. Comunicó la idea a sus amigas y fingiendo tropezarse unas con otras… empujaron a Carmen, quien apenas emitió algo de queja al caer, cuando dijeron su nombre, las cinco chicas empezaron a gritar: “¡Ella está en la alcantarilla!.Y todos rieron, hasta que la maestra se acercó a ver lo que ocurría, y devolvió a todos una expresión de angustia y terror.

Carmen había perdido la piel de su cara al rasparse con las paredes, pero se distinguía perfectamente una horrorosa mueca como si hubiese tratado de gritar y no tuvo el tiempo suficiente para hacerlo. Su cabeza se había torcido hacia un lado y todo su cuerpo había caído sobre ella en una posición casi imposible. La sangre se dispersaba en un charco que se mezclaba con el excremento húmedo y maloliente que impregnaba todo su cuerpo, mientras que las cucarachas inspeccionaban el nuevo manjar caído del cielo.

Las bromistas se acercaron a ver, y lamentaron haber llevado a cabo su idea, pero ya era tarde. Carmen tenía el cuello roto y estaba muerta. La policía calificó el suceso como un accidente y el caso de Carmen Winstead se cerró…

Meses después, compañeros de clase de la fallecida Carmen empezaron a recibir correos electrónicos que se titulaban “La empujaron”, afirmaban que la muerte de Carmen no fue accidente, que la habían empujado, y que los culpables debían asumir la responsabilidad del crimen, pues de lo contrario habría terribles consecuencias.  La mayoría pensó que los correos eran una farsa elaborada, pero otros cuantos no estaban tan seguros.

Días después, la chica que ideó el plan para ridiculizar a Carmen escuchó una extraña risa que venía de la regadera, así que terminó rápido su ducha y se fue a dormir más temprano que de costumbre. Cinco horas después su madre se despertó al oír un portazo en la entrada. Su hija no estaba en la casa. Llamó a la Policía, pero no hicieron mucho, pues aun no transcurrían las 48 horas, para declararla desaparecida.

La mañana siguiente mientras el conserje del colegio limpiaba las hojas secas del patio, vio que la nueva tapa que habían colocado en la alcantarilla tras la muerte de Carmen, había sido levantada y en el interior, estaba la chica desaparecida, muerta de igual manera que su compañera.

Al pasar los días, otra de las chicas tubo el mismo destino, entonces, el ayuntamiento mando soldar la tapa, pero hubo una tercera muerte y la alcantarilla estuvo bajo vigilancia las 24 horas del día. Esto no detuvo los extraños sucesos, pues las dos víctimas restantes  murieron de la misma forma, en alcantarillas cercanas a sus domicilios. Así terminaron las cinco chicas, muertas dentro de alcantarillas, con el cuello roto y el rostro desecho.

La leyenda cuenta que el espíritu de Carmen las poseía en el momento del sueño, y las guiaba en estado de sonambulismo para provocarles la misma muerte que a ella le brindaron. Se rumoraba también que otras personas que no tenían nada que ver con los hechos, murieron igual… todo por haber tomado a broma el correo recibido, y no haber creído que ella fue empujada… el castigo recibido, fue una muerte igual de horrenda…

Publicado en Leyendas urbanas | Etiquetado , , | Deja un comentario