La leyenda de la dama tapada

Leyendas cortas la dama

En todos los pueblos del mundo siempre hay leyendas que impresionan más que otras, la que a continuación os contaremos tiene algo que ver con una señora un tanto siniestra, fue bautizada como la dama tapada y se regía por un ritual un tanto siniestro.

La dama tapada lo que realmente hacía era perseguir a sus víctimas por las calles del pueblo entre las 12 y las 4 de la madrugada, nadie conocía su origen, lo único que se sabía de ella es que a los hombres de buen ver siempre les seguía por detrás. Siempre iba cubierta con un velo y desprendía un olor a perfume de buen aroma. Ningún hombre se le resistía, era como una sensación de hipnosis.

La mujer lo que conseguía era que el hombre al que seguía hiciera leves giros de cabeza, era tal el nivel de enamoramiento que alcanzaban que para ellos era como si no existiera nadie más sobre la faz de la tierra, tan solo la dama tapada. Después de un buen rato de andar, la dama les decía, ahora ya sabes cómo soy, si quieres puedes seguirme. Se quitaba el velo y comenzaba a andar hacia un paraje distinto.

Los hombres no podían resistirse y comenzaban a seguirla, las sombras de la noche empezaban a oscurecerse, poco a poco la figura de la dama iba desapareciendo convirtiéndose su cara en una horrible calavera, al momento el hombre quedaba paralizado y apenas podía mover ninguna parte de su cuerpo.

Todos los hombres que se quedaban cautivados por su belleza acababan desapareciendo, fueron muchos los que cayeron en la trampa, todavía se dice que cuando alguien desaparece en un pueblo español es por culpa de la dama tapada y su misteriosa figura.

Esta entrada fue publicada en Leyendas cortas. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La leyenda de la dama tapada

  1. steven dijo:

    eslo mejor

  2. syhare suarez plaza dijo:

    me gusta mucho la leyenda

  3. romina solrzano dijo:

    me encanta la leyenda es espectacular miedosa pero espectacular aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *