El maniquí del aparador

El maniquí del aparadorEncontrarse con tiendas de moda y de alta costura en las grandes urbes, prácticamente no sorprende a nadie, ya que justamente en esas zonas urbanas es donde mayor concentración de personas se tiene.

Sin embargo hay leyendas mexicanas de gente que afirma que en el estado de Tabasco hay una pequeña sastrería que cuenta con un maniquí muy particular.

Si lo miramos de lejos, parece una figura normal confeccionada en plástico y ataviada con distintos vestidos, dependiendo en gran medida de la temporada del año en la que nos encontremos. No obstante, a medida que nos vamos acercando, nos percatamos de que sus rasgos son casi humanos.

Ha habido personas que le han tomado varias fotografías y que juran y perjuran que la “muñeca de tamaño real” modifica su posición en función del ángulo en que fue tomada la imagen.

Por desgracia, no he tenido oportunidad de ver ninguna de estas imágenes de cerca, pues la gente que me ha hablado de eso dice que o sus rollos de película se velaron o bien la tarjeta de memoria se dañó al tratar de transferir las fotos a otra clase de dispositivo de almacenamiento electrónico.

Lo que sí se puede saber, es que las ventas de dicho local se han disparado desde que los rumores comenzaron a circular por la localidad. La inmensa mayoría de las chicas quieren un vestido como el que porta el maniquí.

Otra de las cosas que casi se me olvida mencionar es que dicha pieza de ornamento, tiene al menos 20 años de existencia y lo que sorprende es que pese al paso del tiempo, no se ha deteriorado en lo más mínimo.

Es decir, parece que la figura de plástico acabara de salir de la tienda. Prometo pronto hacer un viaje a Tabasco para ver si consigo tomar unas buenas imágenes de este curioso fenómeno. Muchas gracias por visitar este blog.

Esta entrada fue publicada en Leyendas mexicanas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *