La Interpretación de los Sueños


Desde que la humanidad descubrió que sueña, ha sentido curiosidad sobre este hecho, y se ha buscado la manera de entender o explicar lo que sucede. Sobre todo porque en las sociedades primitivas veían a los sueños como una extensión de la realidad y no fueron capaces de separar ambos mundos, incluso le atribuyeron mayor poder al reino de los sueños, estas culturas ancestrales tenían gran inclinación a la interpretacion de los sueños y la más antigua prueba de que se conoce de ello, data del año 3000-4000 A.C. y está documentada sobre tabletas de arcilla.

Los griegos y romanos, veían a los sueños como mensajes de los dioses, eran tan importantes para ellos, que sus intérpretes acompañaban a los líderes militares en la batalla. En Egipto, los sueños eran tratados en un contexto religioso y los sacerdotes actuaban también como intérpretes. Los egipcios creían que las personas con sueños especiales estaban bendecidas y eran tratadas de forma particular, al igual que aquellos que poseían el don de la interpretación. También en la Biblia, el sueño se muestra como una de las formas elegidas por Dios para transmitir a sus hijos su palabra.

En los sueños se buscaban señales de advertencia y consejo, pues eran considerados proféticos. Al ser tratados como un augurio o un oráculo, influyeron directamente en las decisiones de líderes políticos y militares. Después de haber ocupado un lugar importante en la vida de los personas, a finales del siglo XVIII, los sueños fueron perdiendo su lugar, hasta llegar a ser calificados como simples productos de la ansiedad o de la indigestión. En estos tiempos nadie se esforzaba en darles un significado, y fue hasta la aparición de Sigmund Freud en el siglo XIX que se volvió al estudio de sueños.

En la actualidad, existen muchos investigadores interesados en la interpretación de los sueños, de los cuales algunos comparten las teorías Freudianas y otros han dado un enfoque totalmente nuevo.

Publicado en Curiosidades | 1 comentario

Leyendas y mitos


Leyendas mexicanas y mitos son dos palabras que a menudo las personas utilizan como sinónimos, aunque en realidad no lo son. Justamente en el artículo del día de hoy, trataremos de exponer las diferencias que existen entre ambas.

Por tal motivo, empezaremos definiendo a las leyendas. Éstas son cónicas que la gente va recabando generación tras generación y cuyo origen siempre estará cimentado en un hecho histórico o en una proeza realizada por una persona muy querida o muy respetada. No obstante, cabe señalar que con frecuencia a estos hechos se les adicionan circunstancias que jamás ocurrieron pero que son parte fundamental del imaginario colectivo.

En contraste, la creación de los mitos obedece principalmente a las creencias teológicas de los lugareños. Por ejemplo, el dios de la lluvia que se encarga de regar los campos periódicamente para que las cosechas se recojan en tiempo y forma.

Hay cosas que las leyendas y mitos comparten entre sí como la simbología que intentan transmitir. Siguiendo con este tema, nos gustaría señalar que los mitos se encargan de mostrarnos una relación indirecta entre esclavo y amo, pues recordemos que en ese caso los dioses son los Regidores del universo y los seres humanos únicamente acatamos sus designios fielmente.

Esto se ve reflejado en la mitología griega, en donde los dioses descansaban en el Olimpo, mientras que la gente vivía en la tierra.

Finalmente, sólo nos resta comentarte para entender y disfrutar de leyendas y mitos primero que nada debemos de revisar el contexto histórico en el que se desarrollaron, ya que algunas veces dichas historias no pueden ser trasladadas a la época actual mediante un proceso de “actualización” debido a que sencillamente nuestra percepción del mundo ha variado en demasía con respecto a las antiguas civilizaciones.

Publicado en Leyendas mexicanas | Deja un comentario

La Maldición de Carmen Winstead


Esta leyenda urbana es reciente, empezó a propagarse en el 2006 por correo electrónico y está resurgiendo en Estados Unidos gracias a mensajes en cadena efectuados en facebook a través de publicaciones en los muros.

Mientras la maestra se encontraba pasando lista a los alumnos después de un simulacro de incendio, una chica de un grupo de cinco amigas vio que su compañera Carmen estaba de pie junto a la alcantarilla sin tapa, y pensó que sería gracioso que todas gritaran “¡Carmen está en la alcantarilla!”, cuando la nombraran y así la pobre Carmen sería el hazme reír. Comunicó la idea a sus amigas y fingiendo tropezarse unas con otras… empujaron a Carmen, quien apenas emitió algo de queja al caer, cuando dijeron su nombre, las cinco chicas empezaron a gritar: “¡Ella está en la alcantarilla!.Y todos rieron, hasta que la maestra se acercó a ver lo que ocurría, y devolvió a todos una expresión de angustia y terror.

Carmen había perdido la piel de su cara al rasparse con las paredes, pero se distinguía perfectamente una horrorosa mueca como si hubiese tratado de gritar y no tuvo el tiempo suficiente para hacerlo. Su cabeza se había torcido hacia un lado y todo su cuerpo había caído sobre ella en una posición casi imposible. La sangre se dispersaba en un charco que se mezclaba con el excremento húmedo y maloliente que impregnaba todo su cuerpo, mientras que las cucarachas inspeccionaban el nuevo manjar caído del cielo.

Las bromistas se acercaron a ver, y lamentaron haber llevado a cabo su idea, pero ya era tarde. Carmen tenía el cuello roto y estaba muerta. La policía calificó el suceso como un accidente y el caso de Carmen Winstead se cerró…

Meses después, compañeros de clase de la fallecida Carmen empezaron a recibir correos electrónicos que se titulaban “La empujaron”, afirmaban que la muerte de Carmen no fue accidente, que la habían empujado, y que los culpables debían asumir la responsabilidad del crimen, pues de lo contrario habría terribles consecuencias.  La mayoría pensó que los correos eran una farsa elaborada, pero otros cuantos no estaban tan seguros.

Días después, la chica que ideó el plan para ridiculizar a Carmen escuchó una extraña risa que venía de la regadera, así que terminó rápido su ducha y se fue a dormir más temprano que de costumbre. Cinco horas después su madre se despertó al oír un portazo en la entrada. Su hija no estaba en la casa. Llamó a la Policía, pero no hicieron mucho, pues aun no transcurrían las 48 horas, para declararla desaparecida.

La mañana siguiente mientras el conserje del colegio limpiaba las hojas secas del patio, vio que la nueva tapa que habían colocado en la alcantarilla tras la muerte de Carmen, había sido levantada y en el interior, estaba la chica desaparecida, muerta de igual manera que su compañera.

Al pasar los días, otra de las chicas tubo el mismo destino, entonces, el ayuntamiento mando soldar la tapa, pero hubo una tercera muerte y la alcantarilla estuvo bajo vigilancia las 24 horas del día. Esto no detuvo los extraños sucesos, pues las dos víctimas restantes  murieron de la misma forma, en alcantarillas cercanas a sus domicilios. Así terminaron las cinco chicas, muertas dentro de alcantarillas, con el cuello roto y el rostro desecho.

La leyenda cuenta que el espíritu de Carmen las poseía en el momento del sueño, y las guiaba en estado de sonambulismo para provocarles la misma muerte que a ella le brindaron. Se rumoraba también que otras personas que no tenían nada que ver con los hechos, murieron igual… todo por haber tomado a broma el correo recibido, y no haber creído que ella fue empujada… el castigo recibido, fue una muerte igual de horrenda…

Publicado en Leyendas urbanas | Etiquetado , , | Deja un comentario

Leyenda de la niña y la muñeca

Existen muchas leyendas dedicadas a objetos malditos, pero hay que poner especial atención a todos aquellos artículos que de cierta forma, tenemos más cerca…

Una niña de 6 años padecía una rara enfermedad que le causaba sarpullidos verdosos y le hacía expulsar espuma blanca por la boca. Por lo cual fue ingresada en un hospital donde después de varias pruebas, encontraron un antídoto para aplicarle. Su tratamiento duraría mucho tiempo, así que su madre se quedaba a hacerle compañía por las noches, y para no estar sola el resto del día, la niña, pidió le llevasen su muñeca favorita.

La madre se desconcertaba un poco, porque escuchaba a su hija hablar continuamente con la muñeca. En ocasiones se la quitó, pero inexplicablemente la muñeca siempre aparecía recostada en la cama junto a la niña.

Una de esas noches que la escuchó murmurar, se hizo la dormida y en la platica oyó: -Entonces…tengo que hacer eso, ¿para qué me cures la enfermedad?-. Antes de que pudiera interrogar a la niña para aclarar sus dudas, entró el médico a darles la buena noticia, de que podían marcharse a casa.

Al paso del tiempo la niña recuperó su vida normal, se iba al puerto a sentarse en el muelle, como acostumbraba antes. Un día se le hizo de noche y su madre fue a buscarla. Pero la niña se negaba a volver a casa. Estaba ahí inmóvil, solo pronuncio algunas palabras: -yo volveré a casa…pero….tú, mamá… tú no-, dicho esto, cogió a su madre del brazo y la empujó al agua, el furioso mar se la tragó y no se supo mas de ella.

Cuenta la leyenda que hoy en día, la niña vaga de ciudad en ciudad, abrazada de su muñeca, la cual le pide cada cierto tiempo una vida, a cambio de curarla temporalmente de su enfermedad.

¿Ha visto últimamente una niña sujetar una muñeca?… cuidado si se topa con ella, podría ser su siguiente víctima.

Publicado en Leyendas de terror | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Leyenda de Samanta


Samanta es una leyenda urbana muy difundida al igual que Verónica.

Para invocar a Samanta hay que estar dentro de un baño y repetir tres veces su nombre, entonces ella saldrá de emergerá de la taza y se te irá encima tratando de matarte a arañazos; si lograras escapar, sus marcas quedaran toda la vida, aunque no será mucha, porque ella volverá a terminar lo que empezó.

Samanta era una niña de 8 años que murió en circunstancias misteriosas durante las vacaciones del colegio. Encontraron su cadáver en los baños de la escuela, tenía su cabeza sumergida en el retrete y las ratas habían devorado su cuerpo.

Cuenta la leyenda que su mejor amiga, al extrañarla tanto, se metía a llorar en el baño numero 8 de la fila 3 donde ella había muerto. Y un día al repetir su nombre tres veces seguidas, sintió que la tapa del retrete vibraba, el agua empezó a salir incontrolablemente, y unas cuerdas negras sujetaron sus piernas para jalarla hacia la taza. Ahí se dio cuenta que aquellas cuerdas no eran más que los largos y negros cabellos de Samanta, que emergía desde el fondo de la taza. Rápidamente esta imagen se vio enturbiada por la sangre que brotaba de la cara de la niña al estar siendo arañada por las largas uñas de Samanta.

En esa ocasión logró escapar, para advertir a todos, que el nombre de Samanta no debería ser pronunciado tres veces seguidas en el baño, pues al hacerlo ella saldría intentando arrancarles la cara a arañazos. La chica fue a parar a un psiquiátrico y quienes oyeron su advertencia, no volvieron si quiera a pisar aquel baño, pero los que se creyeron valientes, la invocaron en cualquier lugar fuera del colegio, abriéndole las puertas, para que ella se haga presente, en el mundo entero.

Publicado en Leyendas cortas | Etiquetado , , | 3 comentarios

La leyenda de la dama tapada

Leyendas cortas la dama

En todos los pueblos del mundo siempre hay leyendas que impresionan más que otras, la que a continuación os contaremos tiene algo que ver con una señora un tanto siniestra, fue bautizada como la dama tapada y se regía por un ritual un tanto siniestro.

La dama tapada lo que realmente hacía era perseguir a sus víctimas por las calles del pueblo entre las 12 y las 4 de la madrugada, nadie conocía su origen, lo único que se sabía de ella es que a los hombres de buen ver siempre les seguía por detrás. Siempre iba cubierta con un velo y desprendía un olor a perfume de buen aroma. Ningún hombre se le resistía, era como una sensación de hipnosis.

La mujer lo que conseguía era que el hombre al que seguía hiciera leves giros de cabeza, era tal el nivel de enamoramiento que alcanzaban que para ellos era como si no existiera nadie más sobre la faz de la tierra, tan solo la dama tapada. Después de un buen rato de andar, la dama les decía, ahora ya sabes cómo soy, si quieres puedes seguirme. Se quitaba el velo y comenzaba a andar hacia un paraje distinto.

Los hombres no podían resistirse y comenzaban a seguirla, las sombras de la noche empezaban a oscurecerse, poco a poco la figura de la dama iba desapareciendo convirtiéndose su cara en una horrible calavera, al momento el hombre quedaba paralizado y apenas podía mover ninguna parte de su cuerpo.

Todos los hombres que se quedaban cautivados por su belleza acababan desapareciendo, fueron muchos los que cayeron en la trampa, todavía se dice que cuando alguien desaparece en un pueblo español es por culpa de la dama tapada y su misteriosa figura.

Publicado en Leyendas cortas | 3 comentarios